Mérida, Febrero Lunes 06, 2023, 06:38 pm

Inicio

Opinión



DE TOVAR Y SU FERIA por Edgar Márquez C.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Edgar Márquez C., Opinión, ,DE TOVAR Y SU FERIA por Edgar Márquez C.
DE TOVAR Y SU FERIA por Edgar Márquez C.


Comienzo por agradecer las varias manifestaciones  de complacencia por el artículo sobre la trayectoria histórica de Radio Occidente, en las cuales varios lectores relevaron la importancia de la estación a través de seis décadas. Todas  de  fructífera labor social. Gracias  amigos por  seguir con interés nuestra labor en pro  de una mejor comunicación.

Hoy me referiré al evento anual de los tovareños, ese clásico y tradicional festejo patronal que congrega miles de personas alrededor  de la devoción de Nuestra Señora de  Regla, cuyo origen supera los doscientos años y que ahora tiene como agregados numerosos eventos suscitados por el modernismo y la creatividad  de los hijos  de este centro cultural y festivo  del Valle del Mocotíes.

Desde niño he tenido vinculación con la ciudad de Tovar, pues era y es la ciudad más próxima a nosotros los santacrucenses y, más que eso, por la facilidad con que podemos acercarnos en cualquier momento. Tovareños y la gente de Santa Cruz hemos sido hermanos y siempre cercanos, por lo que unos y otros viven  sin distinción, aquí o allá.

Por eso, los afectos son permanentes e inmodificables. Por años, el café tovareño llegó a ser más cotizado que el de Santa Cruz, sin que eso generara rivalidades o envidias. En otro tiempo, casi  todo el fruto de Tovar llegaba a la empresa social Centro Regional de Abastecimiento y Mercado (CRAM), una creación de líderes campesinos de Santa Cruz.

  Razones que me llevan a observar el  festejo septembrino de Tovar  con alegría, afecto y admiración, pues  con cada año suman más  asistencia y agregan importantes novedades. En 2022 volvió a celebrarse la competencia  de los cauchos de gran dimensión, los de tractores. Esta vez  con la rama femenina en acción, lo que llamó mucho la atención y sirvió para mostrar belleza y fuerza  de la mujer tovareña. Particularmente me agrada este disciplina  deportiva porque es creación  de un santacrucense, mi amigo, ya fallecido,  Oswaldo Sánchez. Siempre de tan grato recuerdo.

La fiesta patronal fue un éxito de proporciones mayores por la presencia del nuevo obispo Coadjutor Monseñor Helizandro Terán, nativo de Maracaibo, acompañado del obispo auxiliar Monseñor Luis Enrique Rojas. El clero emeritense  se hizo presente. El templo fue insuficiente  para recibir las más  de dos mil personas que acudieron. Fastuosa fue la decoración de flores donadas por los productores  de la villa  histórica  de Bailadores.  Luego  de la  fiesta eucarística hubo la celebración del cumpleaños de  Radio Occidente, donde destacó el  cariño  de todos los tovareños por este medio  radial.  Destacó el reconocimiento que hizo  la  Fundación  Alberto Adriani  a los empleados  de mayor antigüedad, uno de  ellos  el único  sobreviviente  del grupo fundador: Olinto  Molina.

El gobierno municipal  se sumó  a la fiesta con una sesión especial, donde se  relievaron los méritos de numerosos tovareños en distintas actividades mediante la entrega  de condecoraciones. Hubo  reconocimientos  a personalidades que son  tanto intelectuales y periodistas  como  deportistas  y funcionarios  de la seguridad pública. Debo destacar que el  Gobernador Jehyson Guzmán ofreció un discurso de mucha moderación y criticó la  actuación  de otra  rama  del poder  público  que  quiso impedir la celebración  ferial  taurina.

En los festejos taurinos se acrecentó el orgullo de los tovareños porque triunfó con rotundidad el torero local Rafael Orellana, en la tarde  de mayor  presencia  de público, lo que demostró su arrastre en taquilla. Llamó la atención el gran número de estaciones radiales  que transmitieron las tardes  taurinas.

No puedo dejar lado un evento de especial atracción. La carrera  de burros.  Veinte mil personas  estaban  en las  calles  para  aplaudir  a los competidores.  Algo único en Venezuela.

Tampoco puedo dejar  de lado  el evento  de la belleza. Hermosas  y  simpáticas  jóvenes locales  compitieron por una corona  que  ahora  tiene mucho prestigio.  Sobran las razones  para  elogiar  a los tovareño, mis hermanos, y su feria  anual.     





Contenido Relacionado