Mérida, Enero Martes 31, 2023, 06:42 am

Inicio

Opinión



Vietnam, empresa y tecnología por Alberto José Hurtado B.*

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,Vietnam, empresa y tecnología por Alberto José Hurtado B.*
Alberto José Hurtado B.


El actual contexto geopolítico mundial ha incrementado la incertidumbre acerca del futuro de la humanidad. Por un lado, cada día aumenta más la probabilidad de una recesión económica que incremente los problemas ya generados por la actual inestabilidad e precios que vive el mundo. Y, por otro lado, surge la necesidad de hacer las cosas de manera distinta a nivel de gobierno, empresa y hogar, para superar las actuales dificultades. Así, el conflicto comercial entre los Estados Unidos y China, la pandemia del COVID-19 y la invasión de Rusia a Ucrania son a la vez problemas que afectan a todo el planeta y constituyen la oportunidad para realizar nuevas actividades desde distintos ámbitos de la economía internacional.

Vietnam así lo ha entendido, hasta capitalizar los beneficios de la promoción inteligente de la actividad empresarial como resultado de profundas reformas internas iniciadas a mediados de la década de 2000 —entre estas: la Ley de Inversiones de 2000 y la Ley de Empresas de 2005—. Este marco normativo, plenamente aplicado desde 2015, ha permitido a las empresas extranjeras adquirir participaciones mayoritarias en empresas nacionales. A partir de lo cual Vietnam comenzó a tener participación en el comercio mundial de bienes de última tecnología y sus componentes, logrando elevados niveles de calidad y garantía de entrega puntual de las mercancías dentro de cada cadena de valor. Los resultados son tan evidentes que, entre 2010 y 2020, las exportaciones vietnamitas de productos electrónicos, ordenadores y componentes crecieron a una tasa media anual del 28,6%, un crecimiento de dos dígitos que otros países quisieran lograr.

Otros cambios fundamentales fueron la reducción de los costos de la actividad empresarial y la simplificación de la relación tributaria con el sector público. En el primer ámbito, los menores costos laborales, el bajo precio de servicios públicos como electricidad y agua, así como la amplia y económica cobertura a Internet, permitieron a Vietnam desarrollar una ventaja comparativa hasta afianzarse como centro mundial de productos electrónicos. Y, en el segundo ámbito, las reformas administrativas incluyeron una mejora en tiempo y recursos destinados para la declaración de impuestos que, junto a la reducción de tipos impositivos generales en un 2% y la exención cada cuatro años del impuesto de sociedades, consolidaron un clima favorable a la inversión extranjera.

La suma de estos esfuerzos ha permitido al país incrementar su importancia en el mercado mundial de productos electrónicos, asumiendo un papel preponderante en las actividades intermedias de la cadena de suministro de este sector: el montaje de productos acabados para su exportación por parte de empresas extranjeras. Mientras que, por ahora, las actividades previas como el diseño del producto y la producción de subcomponentes, se realizan en otros países —Estados Unidos y Corea del Sur suelen completar el diseño del producto, mientras que China se encarga de la producción de subcomponentes—.

El siguiente paso es lograr un aporte más significativo en la cadena de valor. Lo que viene de la mano de una mayor calificación de la mano de obra y el desarrollo de conocimientos que permitan aportar nuevos diseños y dispositivos que faciliten el crecimiento del sector. En este orden, la acción conjunta gobierno-empresa ha emprendido la titánica tarea de mejorar las competencias de la población económicamente activa de Vietnam, con la ambiciosa meta de lograr que el país alcance niveles de escolaridad similares a la de países de ingresos medios. Este país asiático demuestra que es necesario estar preparado para aprovechar las oportunidades.

* @ajhurtadob





Contenido Relacionado