Mérida, Abril Domingo 21, 2024, 03:40 am

Inicio

Opinión



ASEAN y la industria tecnológica por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,ASEAN y la industria tecnológica por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado B.


El actual contexto mundial ha incrementado la perspectiva negativa acerca del futuro de la economía del planeta. Esto como resultado de la combinación de diversos factores, entre los cuales se encuentran: 1) las políticas monetarias restrictivas implementadas por los bancos centrales para reducir las presiones inflacionarias ocasionadas por los incentivos fiscales utilizados durante la pandemia del COVID-19, y 2) la invasión rusa de Ucrania con impacto directo en los precios mundiales de fertilizantes, alimentos, hidrocarburos y energía eléctrica. Escenario de máxima incertidumbre que incrementa los riesgos de realizar inversiones y aumenta los costos del capital.

En otras palabras, las condiciones globales no son ideales ni para inversionistas ni para emprendedores porque predominan perspectivas económicas de alta volatilidad. A pesar de esto, no debe evitarse tomar decisiones hoy que con seguridad incidirán en el mediano y largo plazo. Ejemplo de esto es la gestión de la incertidumbre que están haciendo los países de la ASEAN apalancados en la industria tecnológica.

Durante los últimos años el Este de Asia se ha caracterizado por un sólido desempeño macroeconómico. Un panorama muy favorable para administrar el cambio de ciclo de la economía mundial, mantener vínculos políticos con otros países y llamar la atención de inversionistas internacionales.

En particular, los inversionistas aún perciben a la ASEAN como un mercado asiático de alto potencial de crecimiento. Eso sí, menos conocido en comparación no solo con otras economías asiáticas desarrolladas —como Japón o Corea del Sur—, sino también con las grandes economías emergentes —por ejemplo, China e India—. Las firmas de capital privado y capital de riesgo con sede en la ASEAN son una fuente creciente de financiamiento para emprendimientos, microempresas y empresas dedicadas a actividades transfronterizas.

Estas concentran su atención en apoyar el surgimiento y la consolidación de ecosistemas de innovación tanto en los Estados miembros de la ASEAN como a nivel regional. Para lo cual insisten en políticas de impulso a las inversiones en investigación y desarrollo dentro de organizaciones públicas y privadas, además del fortalecimiento de las conexiones entre los principales centros de innovación en Asia para aumentar la calidad de las instituciones de investigación y educación superior.

Esto ha permitido desarrollar el gran potencial de innovación de la ASEAN. El crecimiento significativo de las inversiones de capital de riesgo ha permitido a la región acoger a más de 40 unicornios —nuevas empresas valoradas en más de mil millones de dólares—, la gran mayoría operando en el sector de la economía digital. Recursos que se han concentrado principalmente en Singapur e Indonesia, el principal centro de innovación y el mercado más grande de la ASEAN, respectivamente. Además, la economía digital también continúa creciendo rápidamente en la región, esto debido al crecimiento acelerado del comercio electrónico y la tecnología financiera.

De esta manera, la respuesta asiática al pesimismo sobre la economía mundial es impulsar el crecimiento y la evolución de su ecosistema de empresas emergentes. Donde el compromiso público se concentra en avanzar hacia mayores niveles de integración económica, regulación más coherente del espacio digital, así como mejoras en la infraestructura física y digital entre los países de la ASEAN. La mayor integración se percibe como medio para lograr inversiones significativas en el desarrollo de habilidades, así como en la atracción, retención y circulación de talentos a escala regional y global.

A pesar de la incertidumbre acerca de lo que ocurrirá en la economía durante 2023, los países de la ASEAN hacen todo lo necesario para convertirse en un centro de innovación líder a nivel mundial en las próximas décadas. En otras palabras, los problemas actuales sirven como oportunidad para avanzar en las transformaciones que garanticen un mejor futuro.

* @ajhurtadob





Contenido Relacionado