Mérida, Mayo Martes 21, 2024, 01:13 pm

Inicio

Opinión



Viaje al Sur por ALIRIO PÉREZ LO PRESTI

Diario Frontera, Frontera Digital,  ALIRIO PÉREZ LO PRESTI, Opinión, ,Viaje al Sur por ALIRIO PÉREZ LO PRESTI
Viaje al Sur por ALIRIO PÉREZ LO PRESTI


Me gusta esa parte del Quijote en la cual Sancho dice: “Señor, que el retirar no es huir, ni el esperar es cordura, cuando el peligro sobrepuja a la esperanza, y de sabios es guardarse hoy para mañana y no aventurarse todo en un día.” En estos cinco años que he vivido en Chile, han sido muchas las vivencias y no menores los aprendizajes. Conocía al país como turista y me había divertido conociendo ciudades como Santiago, Viña del Mar y Valparaíso. Antes de residenciarme en este país, ya había visitado la Tierra del Fuego, habiendo cruzado el Estrecho de Magallanes hasta la localidad de Porvenir. Me produjo gran impresión conocer las Torres del Paine y el glaciar Grey. Fueron viajes que hije hace ya algún tiempo, cuando todavía no pensaba en residenciarme definitivamente en esta nación.

Viaje al Sur

Al residenciarme en Chile pude ser útil al país al afrontar la pandemia en sus peores momentos. Me contagié de Covid y salí airoso, lo cual terminó de sumar agua para mi molino de experiencias vitales. Migrar es difícil, pero siendo hijo de una migrante, tal vez el concepto de desplazarse de un sitio a otro aspirando a un mejor porvenir me parece normal. De hecho, le recomiendo a quien pueda hacerlo, que migre. La vida es una sola y no aspirar a mejores oportunidades de vida es una actitud apocada y pusilánime. Muchos de los que hemos nacido en naciones que han fracasado como proyectos colectivos hemos migrado, lo cual no tiene nada de excepcional. Lo mismo le pasa a quienes por razones étnicas, ideológicas. religiosas o de cualquier otra índole deben desplazarse de un sitio a otro. La idea es sobrevivir, si está en sus posibilidades, o por lo menos hacer el intento cuando no el amago.

Por favor no me lea

Hay personas que se irritan por los asuntos que escribimos quienes nos ocupamos de tratar de dominar la palabra en algunas de sus manifestaciones. La visión de las cosas de quien se cree escritor es un asunto personalísimo y tendiente a ser elitista, que con alguna frecuencia puede ser compartido por otras personas. El texto populachero, que es capaz de congraciarse con las muchedumbres puede o no ser bueno. Mejor aun es el texto que parte de la autenticidad de quien lo crea y presupone que el contenido se va a estrellar contra la pared. De esos y otros entuertos de la escritura nos seguiremos ocupando, a la par de enfrentar el azar de los días y el frío de las noches, como señala el escritor español en su novela El italiano. Mientras tanto, seguiré recorriendo mundo, como lo hice hace pocos días en la Isla de Chiloé junto con mi esposa, mientras contemplábamos a los pingüinos nadar y nos pertrechamos para seguir la aventura.

 

@perezlopresti





Contenido Relacionado