Mérida, Junio Domingo 16, 2024, 03:36 pm

Inicio

Opinión



UE, cambio climático y comercio por Alberto José Hurtado B.*

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,UE, cambio climático y comercio por Alberto José Hurtado B.*
UE, cambio climático y comercio por Alberto José Hurtado B.


Durante los últimos años se ha intentado avanzar hacia el comercio sostenible. Es decir, promover el crecimiento del comercio internacional desde practicas amigables con el medioambiente. Para esto, empresas, gobiernos y procesos de integración han emprendido la titánica tarea de desmontar los incentivos a la actividad comercial estrictamente guiada por el principio de rentabilidad —sin importar las externalidades que pueda generar—, para dar lugar a un régimen comercial donde ser incentive el comercio con incidencia en el desarrollo humano, social, político y medioambiental.

se ha consolidado alrededor de cadenas

En este marco, el mecanismo de ajuste fronterizo a las emisiones de carbono (CBAM, por sus siglas en Inglés) representa el interés de la Unión Europea (UE) de liderar la política climática global y la consolidación de un comercio sostenible. En términos normativos es la herramienta que usa la UE para definir el precio de las emisiones generadas durante la elaboración de bienes intensivos en carbono que ingresan a Europa. Tiene como principal punto a favor, que no es un simple esquema de fijación de precios, sino que cumple totalmente con las regulaciones de comercio internacional.

El CBAM funciona como un mecanismo para equilibrar el precio del carbono pagado por los productos de la UE cubiertos por el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE —mecanismo establecido para alcanzar el objetivo de proteger el medioambiente de manera más eficiente—, y el precio pagado por las materias primas importadas. Las empresas que importan ciertos productos a la UE deben comprar certificados CBAM para cubrir la diferencia entre el precio del carbono pagado en el país de producción y el precio del carbono aplicado bajo el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE. El acuerdo de integración europeo espera que los países del mundo con incipientes esfuerzos en materia del cambio climático que interactúan con el mercado de la UE adopten políticas y estándares más estrictos para evitar pagar por los certificados CBAM.

En este orden, los países del MERCOSUR, Indonesia, India, entre otras economías que están cerrando acuerdos de libre comercio con la UE deben ver en el CBAM oportunidades más que desafíos. Oportunidad para ajustar y anticipar futuras medidas comerciales relacionadas con el clima que se tomen a nivel multilateral. Para promover mejores prácticas productivas en los cinco sectores intensivos en emisiones de carbono que considera el CBAM: generación de electricidad, producción de hierro y acero, cemento, aluminio y fertilizantes, así como otros de importancia relativa en la economía mundial como el textil y el hidrógeno.

El CBAM y medidas similares tienden a universalizarse, de allí  que los países deban formular una estrategia para abordar las nuevas medidas comerciales relacionadas con el clima. Además, la demanda global de “acero verde” y otros materiales calificados como sostenibles se expandirá, y los primeros usuarios se beneficiarán mientras que los rezagados deberán asignar ingentes recursos para avanzar en estrategias de descarbonización más rentables. Las regulaciones nacionales de fijación de precios del carbono comienzan a ser tendencia, y las empresas públicas y privadas deben empezar armonizar los estándares de sostenibilidad en la producción, la trazabilidad y la transparencia del carbono incorporado en la cadena de suministro.

*@ajhurtadob

 





Contenido Relacionado