Mérida, Mayo Domingo 26, 2024, 11:46 am

Inicio

Opinión



CRÓNICAS MEMORABLES

Udón Pérez: el bardo de las letras zulianas por Orlando Oberto Urbina

Diario Frontera, Frontera Digital,  CRÓNICAS MEMORABLES, udón pérez, orlando oberto urbina, Opinión, ,Udón Pérez: el bardo de las letras zulianas por Orlando Oberto Urbina
Udón Pérez: el bardo de las letras zulianas por Orlando Oberto Urbina


bajarigua@gmail.com

Comienzo esta crónica para recordar al poeta Udón Pérez desde la semblanza que se hizo en Maracaibo un mes después de haber fallecido, en un homenaje organizado por la sociedad "Mutuo auxilio". La intervención fue hecha por el Dr. Jesús Enrique Lozada como orador de orden, y en torno al poeta expresó lo siguiente: “La muerte de Udón Pérez nos ha revelado, súbitamente, todo el valor del poeta. Maracaibo se ha transformado, ha perdido para siempre su alma antigua. Al llorar al maestro que se ha llevado la ilusión de nuestra permanencia, lloramos un hermoso retazo de nuestra vida, deshilado por la mano del tiempo ante el cadáver, que pronto no reconocerá nadie del pasado de nuestra ciudad querida”. 

 Dejó huellas profundas en su Maracaibo querido, en su gente y su tierra. Así lo decía su poema Oro rojo, en  transparente simbolismo que rechaza la invasión pacífica de la industria del Norte. En referencia al petróleo, cantó en su poesía al lago, a su gente, a la independencia y sus héroes, sobre leyendas y mitos autóctonos.

El poeta Udón Pérez escribió su prodigiosa obra poética, descriptiva y vernácula. La que una vez fue su casa, fue luego convertida en el Museo de Artes Visuales Emerio Darío Luna. Cierto sector cultural estuvo en desacuerdo, ya que allí debía haberse conservado toda su biblioteca, al igual que sus documentos y fotografías, ya que la misma Universidad del Zulia estaba por rescatar la casa natal del gran bardo de Maracaibo como patrimonio cultural de aquel ser y su venezolanidad. Este 6 de marzo se estarían conmemorando 152 años del nacimiento del Bardo Nacional de las letras, como lo llamó su amigo y poeta Andrés Eloy Blanco. Udón nació un 6 de marzo de 1871. Cuando lo bautizaron le llamaron Abdón Antero Pérez Machado; ese era su nombre real, y su seudónimo de poeta era Udón Pérez.

En los años de 1870, en aquellos tiempos del mes de Abril, el general Antonio Guzmán Blanco, llamado el ilustre Americano, que después de tomar Caracas al frente del ejército federal, asume la presidencia de Venezuela, y de aquel 27 de junio del mismo año, se hace el decreto de instrucción pública, gratuita y obligatoria y al siguiente año se establece la moneda “fuerte” o también llamado  el “Venezolano” como unidad monetaria de Venezuela. En ese entonces, el general Guzmán Blanco da a varias ciudades del país, un cambio en su aspecto físico, y Maracaibo fue una de las primeras en lograr un avance progresivo con su puerto, su lago y las palmas. Con sólo unos sesenta mil habitantes y gobernada por el general Venancio Pulgar, el “caballero de la virgen”, quien era autonomista y regionalista.

Udón Pérez nació en la Sultana del Lago, en Maracaibo en la calle Bolívar  número 174, entre las calles Páez y Miranda, en el seno de la familia Pérez Machado, y sus progenitores fueron el comerciante Santos Pérez Puchi y Josefina Machado Rincón de Pérez. A los tres años quedó huérfano de madre y a los diez años murió su padre, y es su abuela materna Josefa Rincón de Machado, la que va a criar y darle la educación al poeta Udón Pérez, con mucho sentido de amor y querencia por su tierra del sol amada, su Maracaibo querido. Y el maestro Rafael Pirela va a ser quien le va a enseñar las primeras letras.

En 1889, el 11 de Septiembre, se fundó la Universidad del Zulia y el acto solemne de la instalación de la universidad fue iniciado por el joven Udón Pérez en nombre de los estudiantes universitarios. Pronunció un breve discurso y leyó uno de sus primeros poemas, causando admiración en los presentes, y sobre todo en Don Félix Romero y Doña Asunción Luengo de Romero; pero más se impresionó su bella hija Delia, de quien él se enamoró. Posteriormente, Delia será después su esposa, y de esa unión nacerán siete hijos, entre ellos: Udón Segundo, Arborio, Wintila, Delia Teresa, Delia Josefina, Delia Isabel y Delia del Carmen, constituyéndose su familia y lo que llegó a llamar su “nido de las Delias”.

Comenzó el siglo XX, y el poeta Udón Pérez participó en todos los concursos de poesía nacionales y todos los ganó, año tras año. En 1903 es hecho prisionero y llevado al Cuartel San Carlos por un trágico suceso. Escribió su primer libro extenso titulado Lira Triste, el cual sería editado con prólogo de Marcial Hernández. Del cuartel San Carlos salió a los seis meses, al comprobarse su falta de culpabilidad. De los sonetos magistrales que integran el poemario, destacan In memoriam donde evoca el motivo que lo llevó a prisión 

El día 7 de Julio de 1920, falleció su esposa Delia, y de esa aflicción escribirá su poemario Bajo los sauces, que editaría al año siguiente en la tipografía El Sol. Udón Pérez se destacó como dramaturgo, poeta y periodista, y fue padre del médico muy reconocido en el Zulia, el Dr. Wintila Pérez, y abuelo del Obispo Monseñor Enrique Pérez.

Por otra parte, hay que decir que Udón Pérez cursó estudios de Medicina, Derecho y Ciencias Políticas con brillantes calificaciones, sin embargo no quiso recibir los títulos, ya que prefería que lo llamaran “docto” y no "doctor".

Los numerosos premios que ganó como poeta lo convirtieron en el maestro del verso en el Zulia, llevando más de un cuarto de siglo de poesía vernácula, criolla, editada gran parte de ella en libros y revistas. Además de los dramas en verso, fue el autor de la letra del himno del estado Zulia, fue editor del periódico El centinela (1893) en colaboración con otro zuliano, don Marcial Hernández, y la revista Alma latina (1919) en colaboración con el poeta Rafael Yépez Trujillo. El gran poeta venezolano Andrés Eloy Blanco, lo apodó el bardo zuliano, otros le llamaron el gran cacique, así como el viejo tigre. A este interesante personaje zuliano se le denominó el poeta nacional de Venezuela, quien escribió sobre temas clásicos en todos los estilos y formas, y dominó lo moderno en forma original.

El poeta Udón Pérez, en su manera de enaltecer la tierra que nunca abandonó, escribió su himno como un canto sagrado a la patria. Mencionamos algunos versos:

Sobre las palmas y lauros de oro

yergue el Zulia su limpio blasón,

y flamea en su plaustro sonoro

del progreso el radiante pendón.

Es un canto de gran marcialidad en la estrofa que corresponde al coro, que es un serventesio decasilábico, con ritma perfecta o consonante. Así le escribió a su tierra que llevó entronizada como una diosa en el altar sagrado de su corazón, y a la que en un poema llamó Mía.

Mía cuando ríes,

Mía cuando lloras,

Mía cuando luchas,

Mía cuando oras,

Mía a todas horas,

Maracaibo Mía.

 Perteneció al centro literario del Zulia, el cual llegó a presidir en 1919 junto a Jesús Enrique Losada, el cual poseía una revista denominada Prosa y Verso. Sus textos más conocidos son: vendida, la maldición, escala de la gloria, lira triste, la voz del alma, y la leyenda del lago, poema nativista que posee un fondo romántico que cuenta hazañas de personajes reales o ficticios.

 Este poema cuenta la historia mítica de cuando el cacique Zapara dio origen al Lago de Maracaibo. Estaba furioso y lleno de odio por haber descubierto que su hija Maruma, que era idealista y poeta, y el también poeta Tamare estaban enamorados. Entonces Zapara abrió con sus manos la tierra, y luego esta se llenó de agua, dando lugar al Lago de Maracaibo.

Udón Pérez falleció el 24 de Julio de 1926 de un derrame cerebral y pronuncia sus últimas palabras: “todo se me va”. Algunas de las informaciones para esta crónica fueron revisadas en el texto de Luis Guillermo Hernández sobre Udón Pérez, editado por la Universidad del Zulia en el año 2000 y presentado por el Historiador y ex presidente de la República Ramón J. Velázquez.





Contenido Relacionado