Mérida, Mayo Domingo 26, 2024, 12:10 pm

Inicio

Opinión



PUNTO Y APARTE

Cómo la crisis bancaria de Occidente beneficia a Nicolás por Alex Vallenilla

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alex Vallenilla, PUNTO Y APARTE, Opinión, ,Cómo la crisis bancaria de Occidente beneficia a Nicolás por Alex Vallenilla
Cómo la crisis bancaria de Occidente beneficia a Nicolás por Alex Vallenilla


El aumento de tasas de interés ligadas al dólar, por la Reserva Federal (FED), tiene el objetivo de reducir la inflación de EEUU. Al mismo tiempo, esa medida, en la teoría, debe fortalecer al dólar y producir la caída del precio de activos de riesgo, como el petróleo. En el marco de la guerra entre Rusia y Ucrania, si el petróleo cae, Putin, estaría en graves dificultades. Pero, como ya se ha comentado, en entregas anteriores, esa estrategia tiene un límite y al parecer ya se alcanzó. Si el dólar aumenta, también caen las acciones de las empresas de EEUU.

 

Los bancos estuvieron invirtiendo, en los tiempos de la pandemia, el dinero que recibían prestado de la FED, en bonos del Tesoro. En aquella época, las tasas de interés estaban en 0 %. Pero, en medio de la guerra, la FED comenzó a aumentar los tipos, lo que ya se refleja en la curva de rendimientos de los bonos de deuda. Si los intereses que debe pagar el país que emite los bonos aumentan, entonces el precio del título en el mercado cae.

 

Estrategia agotada

Los bancos que están quebrando en EEUU, atraviesan tal situación, por lo señalado. El aumento de las tasas de interés, comienza a crear pérdidas en sus posiciones en bonos, al punto de que algunos terminan quebrando. Para evitar una crisis sistémica o un contagio, la FED, el Tesoro y la FDIC, se dispusieron a garantizar los depósitos de los ahorristas, no así, el capital de los inversionistas, ni a los acreedores. Si lo hiciera, entonces el gobierno de EEUU, echaría por tierra su meta de controlar la inflación. Aunque la semana que pasó, la FED tuvo que emitir 300 mil millones de dólares, para evitar el contagio y una crisis mayor, que sigue latente.

 

Lo que ha ocurrido, pone en duda para los inversores, que la FED pueda continuar con su política de tasas altas. El mercado reaccionó y la semana que terminó, se produjo una fuerte caída de los rendimientos de los bonos de deuda. Es decir, los inversores están diciendo que la FED ya no podrá continuar, así que, una vez que eso sea oficial, tarde o temprano, la estrategia de Biden, se habrá agotado. Los especuladores se lanzarán contra el dólar y se harán de activos de riesgo, propiciando, a su vez, un repunte de inflación.

 

Si la FED insiste, entonces, el rumbo de Occidente, será la estanflación. Para seguir en el poder, los demócratas necesitan un barril de petróleo, por debajo de 70 dólares, pero cómo evitarlo, si tienen que estar emitiendo dinero para evitar un desplome general. Con Occidente hundido en una crisis sistémica, China podrá tomar Taiwan, sin mayores problemas. Uno de los actores del mercado, que era un gran comprador de bonos del Tesoro, es China, y ya no lo está haciendo, así que las enormes reservas internacionales de los chinos, están migrando al oro y esto es negativo para el dólar. Ahora, los japoneses, que son aliados de EEUU, son los principales acreedores, pero han tenido que emitir yenes para dar cobertura a las pérdidas, lo que les amenaza con la inflación, por lo que también han tenido que comenzar a reducir sus posiciones en los títulos del Tesoro, ayudando a la caída de valor de estos.

 

¿Vienen los bombazos o Venezuela es la salvación?

Pasada esa fase, qué le queda a Washington. Escalar la guerra, o buscar una fuente segura de petróleo. Si es lo primero, lo que se vislumbra para toda Europa, Corea del Sur, Corea del Norte, no es nada halagador. Pero, si es lo segundo, en el juego mundial entra el petróleo venezolano y obviamente quienes tienen el poder en Venezuela.

 

Desconexión opositora

En el marco de esa crisis, llegan las elecciones en Venezuela. En la oposición están haciendo campaña los precandidatos presidenciales, pero de una manera tradicional. Lo mismo de siempre, pero con un contexto global excepcional. Algo desconectados de lo que está ocurriendo, sin una unidad sólida y verdadera. Se trata de un abanico de opositores, que cree, que, derrotando a los otros, ya tienen concretada la unidad de esos sectores.

 

Al contrario, el mensaje que envían, es que, por no haber acuerdos entre estos, tienen que recurrir a elecciones internas. No hay acuerdos políticos entre los sectores opositores, que les permita convertirse en una fuerza que sea una amenaza para desplazar al chavismo-madurismo. Desplazamiento que en todo caso tendría que ser en función de construir una transición, en la que los factores chavistas-maduristas tendrían que ser parte y tener incentivos para entregar el poder. Hasta ahora, la oposición, en todo su conjunto, no representa una amenaza para el chavismo-madurismo.

 

Tampoco hay ni siquiera encuentros con los factores internacionales del conflicto descrito, lo que puede ser determinante, para un hipotético cambio de gobierno.

 

Miraflores, punto clave

En una reciente entrega, explicaba por qué Miraflores se convertiría en un importante centro de reuniones y negociaciones. Antes de la decisión de relajar sanciones a Chevron. Eso se va a intensificar. Mientras la oposición ofrece cárcel a Nicolás Maduro, Gustavo Petro, el presidente de Colombia, llegó a Miraflores para buscar ayuda. Petro quiere cumplir con los norteamericanos en el proceso de paz iniciado en el vecino país. Pero no lo puede hacer solo. Es decir, sin la ayuda de Maduro. Petro pidió en Caracas, que, desde Venezuela, se pudiera fomentar que el ELN sea parte del proceso y baje las armas.

 

Sin duda alguna, Maduro, no dejará perder la oportunidad, de dar una muestra a Washington, de querer avanzar en un intercambio bilateral, en función de reducir más las sanciones. Esto lo pone en ventaja ante los opositores, en medio del conflicto mundial que hay.

 

La relevancia de Venezuela para EEUU

Para Washington, sus movimientos en el campo financiero, en su enfrentamiento con Rusia, tiene límites, y estos son, el de no crear una crisis económica para los estadounidenses. A partir de allí, Maduro, Miraflores y el petróleo de Venezuela, ahora se hacen más importantes. Se entiende cuando Chevron propone que se debe dragar el Lago de Maracaibo, para aumentar la producción.

 

En medio de la crisis de los bancos, que por ahora es un incendio apagado por Biden, se produjo un movimiento interesante. China propició el acercamiento de Arabia Saudita e Irán, países que están haciendo las pases. En ello se implica el petróleo, como una herramienta de presión sobre EEUU. Lo primero y lo segundo, podrían obligar a Washington a relajar más la relación abierta con Maduro.

 

El que garantice el flujo petrolero

Para los norteamericanos es ahora muy relevante, el crudo venezolano. Para cuando lleguen las elecciones de 2024, revisarán el escenario. Si Petro y Maduro convencen, EEUU no verá con buenos ojos un cambio de poder en Venezuela, a sectores que podrían ser gobierno, pero muy precario, con enormes debilidades, sobre todo si en sus campañas, los opositores insisten en promover la venganza y no una transición negociada con el chavismo-madurismo. Al punto que tendrán que ofrecer, incluso, que las fuerzas militares que ahora están con Maduro, sean parte de un hipotético gobierno de transición.

 

Los norteamericanos no se van a arriesgar, que, en 2024, en medio de sus elecciones y con un conflicto mundial más complicado, en Venezuela se produzca desestabilización y que el flujo de petróleo, en vez de aumentar, se caiga.

 

*LA GRÁFICA: La curva de rendimientos*

Los rendimientos de los bonos de deuda de EEUU, se desplomaron la semana que terminó. Estos son los intereses que debe pagar el gobierno a los inversores en esos títulos. Después del rescate bancario, los especuladores aumentaron sus posiciones, pero hicieron caer los rendimientos a 4,26 %, en el caso del bono a un año. Actualmente, la tasa de interés de la FED es de 4,75 %. El mercado está diciendo que la FED no podrá seguir apuntalando el dólar, aumentando las tasas. Si la FED detiene su estrategia y no hace otro incremento el próximo miércoles (22-03-2023), los activos de riesgo van a aumentar con fuerza, entre ellos el petróleo. Por lo que es vital para EEUU, que, desde Venezuela, se aumente la producción, sea por quien sea que esté en el poder.

 

*Nos leemos la próxima semana*





Contenido Relacionado