Mérida, Julio Lunes 15, 2024, 04:35 pm

Inicio

Deportes



Benzema cierra una era dorada del Madrid

Diario Frontera, Frontera Digital,  ADIÓS A BENZEMA, REAL MADRID, Deportes, ,Benzema cierra una era dorada del Madrid
Benzema cierra una era dorada del Madrid


El francés marca de penalti su último gol con la camiseta blanca, poniendo el broche al Madrid de las cinco Copas, ante un Athletic que rozó la séptima plaza. Cálido adiós a Asensio

Parecía un domingo cualquiera. De cierre de curso, de notas y cervezas. Sin nada en juego, con todo el pescado vendido. Dos o tres despedidas, alguna lógica y otra sorprendente, y ya. Pero no. La tarde del 4 de junio se convirtió en la última tarde de uno de los mejores futbolistas en la historia blanca, asombroso en sus inicios cuando surgió en el Olympique de Lyon desplegándose como Ronaldo Nazario. Era 2009 y aterrizó en un equipo en construcción, donde no era fácil encontrar contexto para su juego de orfebre. Costó entenderle, y a él tampoco le fue sencillo hacerse entender. Primero irregular, después intermitente, fue sumando partidos, minutos, goles. Muchos. Hasta convertirse en indiscutible, antes y después de la marcha de Cristiano Ronaldo. Más allá de cifras apabullantes, de su fútbol inteligente que ha hecho mejores a los demás, Karim Benzema es el denominador común del mejor Real Madrid junto al de Di Stéfano. El de las Cinco Copas. Ahí queda eso..

Estos 14 años de gloria resumidos en un partido de despedida cargaron la atmósfera de nostalgia en el Santiago Bernabéu. La brusquedad del anuncia paralizó a una hinchada que no estaba preparada para decir adiós a su capitán. También es cierto que llegó el minuto 9 y el Athletic se disponía a lanzar un penalti. Fue por una mano de Kroos, de espaldas, de las que no se pitaban este año, como aquella de Militao ante el Sevilla en Valdebebas. Pues eso. Mikel Vesga se perfiló, de zurda, y Courtois respondió con la autoridad de un superclase.

El Athletic ponía en juego Europa y brindó una buena puesta en escena. Bien plantado, con orden, controló con cierta eficacia los ataques blancos, que buscaban casi siempre finalizar en Benzema. Sin embargo, la mejor ocasión local fue un remate seco de Vinicius que sacó abajo, muy ágil, Unai Simón. Más trabajo tuvo Courtois, con un remate lejano y potente de Yuri y otro e Iñaki Williams, de esos que la estadística sitúa en un porcentaje de éxito por debajo del 1%. Se cerró el primer acto con una ocasión triple de Rodrygo, Benzema y Carvajal que no acabó en gol gracias al buen trabajo primero de Unai Simón y despúes del resto de la zaga, ágil en el repliegue. Total, poco fútbol en el primer tiempo y más gritos de "corrupción en la Federación" que de homenaje a Benzema.

En la alineción de Ancelotti se intuían las despedidas de Nacho y Ceballos, y sorprendió la ausencia de Asensio, importante en los equipos del italiano. Fue ovacionado al salir a calentar al inicio de un segundo tiempo, pero la fiesta estalló pronto en la zona de los seguidores del Athletic. Perdió un balón Ceballos en su zona ante De Marcos que entró fácil, metió a Sancet, sacó Courtois el primer remate pero no pudo con el segundo. 0-1. Plaza europea por entonces para los leones, que pudieron agrandar la brecha en una escapada de Iñaki Williams, aprovechando la torrija de Militao. El Athletic habría ocupado plaza europea de mejorar su porcentaje de acierto al definir. Sancet le puso cara a cara con Courtois, y volvió a ganar el belga.

Estaba el partido más para el 0-2 que para el empate cuando el colegiado castigó con pena máxima un forcejeo de Yuri con Militao, Poca cosa, como el primero. Suficiente para brindar a Benzema la despedida perfecta. Transformó el penalti, alzó los brazos y el Bernabéu se puso en pie. Sensible al momento, Ancelotti ordenó el cambio, y Karim, visiblemente emocionado, abandonó su campo de sueños, donde se ha hecho leyenda. Pudieron marcar madridista y bilbaínos, con buenas ocasiones por ambos bandos. No se movió el marcador. Tuvo buena despedida Asensio, que incluso tuvo su sustitución de homenaje al final. No ocurrió lo mismo con Mariano y Hazard, aunque también recibieron el manteo de la plantilla en el verde, con el estadio lleno. Las lágrimas de Karim o de Marco son las del madridismo. Se cierra una época gloriosa. MARCA 





Contenido Relacionado