Mérida, Junio Domingo 16, 2024, 02:12 pm

Inicio

Opinión



¡Abajo la Libertad!, ¡Abajo la Universidad! por Gerard Páez Monzón

Diario Frontera, Frontera Digital,  Opinión, ,¡Abajo la Libertad!, ¡Abajo la Universidad! por Gerard Páez Monzón
Gerard Páez Monzón


Gerard Páez Monzón

Candidato a Rector

Universidad de Los Andes

 

El fin de  la ucv autónoma.

ucv, pregunto, ¿El objetivo que querían era cambiar de Autoridades?, pregunto, ¿Contentos?. ¡Apuesto!, a que antes era Universidad, sí, sabíamos que, sin los Puntos Sobre La Ü, pero por lo menos era una Universidad. 

Triste ver el efecto del populismo de nuevo, en una Universidad luego del desastre que ha producido el populismo en todo el país  (un paréntesis aquí, para decir que muchísima gente me felicita por haber anunciado antes lo que iba a suceder en la ucv, en minúsculas como corresponde por la misma razón que escribimos y vivimos hoy por hoy, una venezuela). Lo triste en verdad, no es ver lo que vive ahora la ucv, lo triste es ver la inmensa mayoría de felicitaciones que recibo de personas que han vivido ya, ¡perdón!, que viven la destrucción de la sociedad venezolana, la destrucción de la universidad de manos del populismo y aún así, estos mismos individuos, siguen votando por el populismo. La ucv pasó a pertenecer al grupo de instituciones bolivarianas, distinguidas por su bajo prestigio y calidad, por su falta de autonomía académica. Ahora de academia en la ucv sabe todo el mundo, desde un chofer de bus hasta un polítiquero de calle formado en cuba. 

Inundaciones de populismo en la ULA.

Brutalmente más triste es que el populismo es lo que iba a triunfar en la Universidad de Los Andes, nos salvó paradójicamente, por el momento, la campana de la suspensión de las elecciones Universitarias por interés aún más populista. 

En la ULA, de seis candidatos a Rector que se presentaron, uno solo no es populista: 

 

·        una candidata chavista con 16 años fungiendo de vicerrectora académica sin generar nada que no sea “cajas claps” electorales; sigo, 

·        un sindicalista extremadamente populista sin proyecto académico formado y educado por el alacrán de alacranes (su predecesor y mentor), que mueve su popularidad entre una renovación de una piscina y favores clínicos a sus fieles (con el dinero que aportan los Profesores); continúo, 

·        otro candidato chavista con discurso y sangre chavista sin obras de universidad; 

·        un cuarto candidato, otro chavista más (es impresionante la sangre chavista regada), preparado y seleccionado por el reytor actual, con unos años en la secretaría como encargado originado por la huida por la puerta de atrás del secretario oficial; 

·        otro candidato de jubilados con presión de ser sustituido por un individuo de relajo universitario y chavista por camaleón, politiquero típico de esos que se montan en tarimas del chavismo por ser de lo mismo y que no logró resolver ni la basura de nuestra ciudad cuando fue alcalde. 

·        El candidato que falta por mencionar soy yo, que me importa nada escribir esto porque la Universidad está por encima de uno y especialmente por seguir levantando, de abajo hacia arriba, la nueva Üniversidad bajo el proyecto Puntos Sobre La Ü. No tienen idea cuantas personas me reclaman y/o me aconsejan que pare de decir que no deben votar  obreros, empleados, egresados, estudiantes, ni todos los profesores, sino que fuera un consenso de un comité experto dedicado a la construcción de Universidad, no como se ha hecho por años, usando la única herramienta del sentido común y lema: “Cómo vamos viendo, vamos haciendo”. Me insisten que pare de decir: “Yo no pido votos, solo queremos que despierten consciencia ante el populismo”. Muy, pero muy pocos aún ven el valor de esta forma de caminar del proceso electoral. 

La Lava de populismo.

Concluyo diciendo que no sólo es el populismo que mata a un país, a una universidad, a un ambiente, es el ser parásito que se hace cómplice de lo que sucede. El ser parásito es un ser que no discute porque el parásito no tiene un argumento válido o sólido y sabe que  permitir la discusión es descubrirle su complejo de inferioridad, su baja auto estima, su ser parásito,  donde aquí parásito significa:

·        Individuo que vive en espacios destrozados pero esos estados disfuncionales, le inyectan poder, autoestima que logra así cubrirle el complejo de inferioridad que no logrará superar nunca en su sangre hasta que pueda trabajarlo con una sicóloga seria y profesional llamada realidad. 

·        Individuo que por su propio orgullo se cierra a su propio sufrimiento sin importarle que sus propios hijos y nietos no tengan posibilidades de futuro para crecer.

·        Individuo que hace vida central en succionar la teta de la madre enterrada por una caja clap, un bono de guerra, una limosna.

·        Individuo cómplice con el desastre social de país y de universidad que vivimos. Se identifica con los del poder en silencio.

Es fin de mundo lo que vive venezuela y el mundo, el vómito del volcán del populismo petrificando mentes de todas las edades y las universidades venezolanas son las mejores muestras, especialmente el botón de lodo conocido ahora como el instituto bolivariano ucv. 

El Arbol de Vida de la Academia PSLÜ.

Mientras en la ULA un grupo de Profesores construimos, de abajo hacia arriba, una nueva Üniversidad de Los Andes con el proyecto Puntos Sobre La Ü ante el estruendoso impacto de la tecnología e información a nivel mundial, y ante la mortal destrucción social, universitaria, y humana del país que vivimos por el régimen populista.





Contenido Relacionado