Mérida, Septiembre Sábado 25, 2021, 02:52 am

Inicio

Opinión



Al Filo de La Verdad

Protagonismo proselitista político por Giovanni Cegarra

Diario Frontera, Frontera Digital,  GIOVANNI CEGARRA, Opinión, ,Protagonismo proselitista político por Giovanni Cegarra
GIOVANNI CEGARRA


La cuarentena social colectiva sanitaria, por lo del coronavirus, “con nombre y apellido propio” como dirían mis progenitores, ha dado pie para muchas cosas, entre ellas, la convivencia y reencuentro casero familiar, cambio de aptitudes personales, usurería bachaquera ante la necesidad del pueblo, protagonismo proselitista político de unos cuantos, para figurar en medio de esta situación circunstancial pandémica, en la que de paso, fallan a cada rato los elementales servicios públicos básicos.

 

Todo un proselitismo político ha resurgido, tanto en medios de comunicación como en redes sociales, que raya fastidiosamente la paciencia que podamos tener en estos momentos cruciales, en dirigentes que buscan figurar porque ya no tienen imagen con luz propia, vociferando lo que se le viene a sus mentes, que no les da para más en el panorama político venezolano, repetitivos y cansones ya, en esta cuarentena colectiva que mantiene a todos bajo techo y en Semana Santa más, salvo uno que otros, que se la dan de guapos, exponen su salud y la de otros, deambulando por calles y avenidas, como si nada estuviese pasando.

 

Considero y “al que le caiga el guante que se lo plante”, que esta prevención social colectiva sanitaria por el Covid-19, no es darse de protagonismo proselitista, al contrario, es para transmitir un mensaje de atención, cuidado sanitario, sin ribete político, resulta chocante, fuera de lugar, sin sitio y oficio, querer aprovecharse de esta cuarentena social colectiva, para darse figurón, esto que estamos viviendo y conviviendo no es de juego, lo mejor que pueden hacer, es encerrarse con su palabrería en sus hogares, no es el momento adecuado, para hacer de las suyas, ya bastante daño le ha hecho al país, la diatriba política, en esta democracia mal concebida, a más ver, con Dios y punto.





Contenido Relacionado