Mérida, Noviembre Viernes 26, 2021, 11:08 pm

Inicio

Regionales



Productores merideños: La economía del agricultor está por el piso

Diario Frontera, Frontera Digital,  PRODUCTORES, Regionales, ,Productores merideños: La economía del agricultor está por el piso
PRODUCTORES LEVANTARON SU VOZ DE PROTESTA


La situación de los productores en el estado Mérida es crítica, así lo denunciaron un grupo de trabajadores del campo en esta región la mañana de este jueves, que cansado de todos los obstáculos que deben sortear para poner sus cosechas en los mercados nacionales, exige respeto a sus derechos.

Lo que queremos es trabajar y producir

El deterioro de las carreteras, falta de combustible, “matracas” en las alcabalas o puntos de control y lo último, presunta alteración de los productos agroquímicos, es parte del abanico de problemas que deben enfrentar los productores, a lo que se le suma la adquisición de los insumos en dólares.

Las denuncias fueron hechas por José Alfonso Morales, del municipio Rivas Dávila (Bailadores); José Luis Méndez del municipio Arzobispo Chacón (Canaguá) y Andrés Ramírez del municipio Miranda (Timotes), en los predios de la plaza Bolívar de la ciudad.

Para Andrés Ramírez, quien habló en representación de los productores del municipio Miranda, la economía del agricultor está por el piso ya que la inversión que hacen para producir debe ser en dólares, pero las cosechas se las pagan en bolívares.

“Tenemos una economía, entre comillas, dolarizada, y cuando nosotros sacamos nuestras cosechas nos las pagan en bolívares, y todavía tenemos que financiar un mes para que sean canceladas”.

Adicional a este hecho, Ramírez lamentó que de los 7 mil productores de esa zona del Páramo de Mérida, un 20 por ciento aproximadamente ha salido del país debido a la difícil situación que atraviesan.

Así mismo cuestionó las condiciones en que se encuentran las carreteras, lo cual va en deterioro de los vehículos que deben transitar por estas para la comercialización de los rubros; por ello, hizo un llamado a los entes competentes para que se ocupe de la recuperación de la Troncal 007, en el tramo que va de Apartaderos, en Mérida, hasta el estado Trujillo, la cual “está completamente abandonada”, dijo.

“Solo queremos trabajar” José Luis Méndez, productor de Arzobispo Chacón, denunció la “matraca” que le aplican a los productores que trasladan sus rubros desde las diferentes poblaciones merideñas hasta las ciudades grandes como Caracas, Barquisimeto, entre otras, “donde los están parando en las alcabalas y les piden de todo”, dijo.

Méndez expresó que como productores quieren hacer un llamado a las autoridades para que se les respeten sus derechos y les brinden las facilidades para conseguir en cualquier casa comercial de Venezuela todos los insumos agrícolas que necesitan para sus cosechas, que sean legales y no que les vendan falsos productos que perjudiquen sus siembras.

“Nosotros lo que queremos es trabajar y producir”, sentenció.

Pérdida millonaria por alteración de agroquímicos

Por su parte, José Alfonso Morales, quien habló en representación de los productores de Rivas Dávila, denunció las acciones cometidas por personas inescrupulosas quienes, sin contemplación, han jugado con la necesidad de los campesinos engañándolos con la venta de productos agrícolas que al parecer no son los apropiados para la fumigación de las cosechas.

Morales explicó que los productores deben fumigar sus cosechas -para que no se dañen- cada semana o cada 15 días.

Esos insumos agrícolas, fungicidas e insecticidas para evitar plagas y hongos, son costosos y deben comprarlos en dólares.

Lo grave de esto, es que un productor ha perdido sus semillas debido a la compra, en una reconocida casa de venta de estos insumos, de un producto químico que, según presumen, fue adulterado.

“La denuncia que traigo de Bailadores es de un productor que tiene un invernadero con unas mil bandejas, cada una con 200 semillas, como cada semana fumigó sus cultivos de diferentes semillas: papa, repollo, lechuga, tomate, pimienta, muy costosas además; fumigó y luego se dio cuenta que se fueron quemando cada una de esas semillas por un producto de Agropatria que compró y seguramente fue adulterado o falsificado; su efecto fue contrario a lo que debe ser”, explicó José Alfonso Morales.

Aseguró el productor que ese fungicida al que hace alusión, se utiliza para evitar plagas, insectos y hogos, por tanto “no tenía por qué quemarse la cosecha y se quemó, esto representa miles de dólares en pérdidas, se calculan unos 20 mil dólares aproximadamente”.

Los productores de Mérida, ante todas estas vicisitudes que deben afrontar, hacen un llamado a las autoridades para que las condiciones para ellos sean mejoradas. Wendy Molero / Fotos y Videos Jesús Quintero






Contenido Relacionado