Mérida, Otro mes Domingo 23, 2022, 08:54 pm

Inicio

Opinión



Monedas digitales de los bancos centrales por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,Monedas digitales de los bancos centrales por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado


Las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC, por sus siglas en inglés), son consideradas la próxima evolución del sistema monetario internacional. Esto debido, entre otras cosas, a su capacidad para asegurar los beneficios de la incorporación de la tecnología a los sistemas de pago; preservar el rol del dinero público, en un contexto donde continúan apareciendo iniciativas privadas que intentan sustituirlo;  promover la inclusión financiera de una parte importante dela población mundial que no han tenido contacto con los servicios bancarios o, en su defecto, los subutilizan. Pero también representan, junto a las presiones inflacionarias dejadas por la intervención de los gobiernos para minimizar el impacto de la pandemia, el mayor reto que enfrentan los bancos centrales de los países con una infraestructura digital y financiera poco desarrollada.

En este orden, la puesta en práctica de una iniciativa de CBDC depende de la disponibilidad de la infraestructura necesaria, que incluye: 1) servicio de electricidad, 2) amplia cobertura de Internet y de la red celular, 3) uso generalizado de los teléfonos inteligentes –y con ello la minimización de la brecha tecnológica entre los integrantes de una población, y 4) sistemas digitales de identificación, que garantice la identidad de las personas que toman decisiones dentro de una economía. A esto hay que agregarle la experiencia de los países en el desarrollo de su sistema de pagos digitales, cuya infraestructura física puede ajustarse para dar espacio a las operaciones con CBDC.

Al igual que con cualquier otro tipo de moneda, el éxito de una CBDC dependerá del nivel de confianza, demanda, comprensión y seguridad entre sus usuarios. Todo lo cual requerirá de programas adicionales centrados en el consumidor y la credibilidad del ente emisor, es decir, planes de alfabetización financiera, estrategias de concientización de los cambios que trae la moneda digital, espacios para quejas y opiniones, así como normas de protección del consumidor, que deben complementarse con una política económica cuya prioridad sea la estabilidad de precios.

De esta manera, las CBDC ofrecen una auténtica solución a los problemas de inclusión financiera y de envío de remesas, sobre todo por la seguridad que brinda al movimiento de fondos y las oportunidades para mejorar la eficiencia de los pagos transfronterizos. En otras palabras, ofrecen una respuesta a los retos asociados con la gestión del efectivo y la intermediación bancaria, cuyo elevado costo aleja a gran parte de la población del sistema bancario, y acerca a las personas al reducir los costos de las remesas que actualmente implican elevadas comisiones bancarias.

Con las CBDC, la tecnología se coloca a disposición de los actores de la economía. Es responsabilidad de los bancos centrales hacer todo lo que este a su alcance para ofrecer una moneda digital segura, eficiente y accesible, que garantice una experiencia satisfactoria a los usuarios en medio del actual cambio en las reglas de juego del sistema monetario internacional.

*@zerpasad





Contenido Relacionado