Mérida, Agosto Miércoles 17, 2022, 05:56 pm

Inicio

Tecnología



Un parque temático se asoma para el Astrofísico de Mérida

Con la mirada puesta en el cielo, pero con los pies en la tierra el CIDA llega a sus 46 años

Diario Frontera, Frontera Digital,  ASTROFÍSICO DE MÉRIDA, PARQUE TEMÁTICO, Tecnología, ,Con la mirada puesta en el cielo, pero con los pies en la tierra el CIDA llega a sus 46 años
ASTROFÍSICO DE MÉRIDA, PARQUE TEMÁTICO


***Se hace investigación en la actualidad en diferentes áreas, ya no solo en astronomía sino también en el Centro Nacional de Tecnologías Ópticas, un interesante trabajo que tiene mucho futuro

Con la mirada puesta en el cielo, pero con los pies en la tierra, la Fundación Centro de Investigaciones de Astronomía Francisco J. Duarte (CIDA), llega a sus 46 años haciendo investigación, docencia y extensión; en sus inicios en la ciencia que estudia los cuerpos celestes del universo; luego, nuevas áreas se abren paso y hoy son el complemento de esta institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología.

“El CIDA comenzó hace mucho tiempo, en los años 50 se compraron los telescopios, pero fue apenas hacia los años 70, justamente en el año 73, que comenzó sus actividades a través de la dirección del Dr. Jürgen Stock; después el cumpleaños oficial se celebra el 10 de diciembre a partir de 1975”, comenta Pedro Grima Gallardo, presidente de este centro que tiene su sede principal en la ciudad de Mérida.

Haciendo un balance de estos 46 años, el científico destaca que esta institución ha tenido una trayectoria diversificada. Al principio se dedicaba de manera exclusiva a la astronomía y a la divulgación de esta en el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), de Llano del Hato, municipio Rangel del páramo.

Abriéndose hacia otras áreas de investigación con éxito

Con el tiempo el CIDA empezó a abrirse hacia otras áreas de investigación. Es así como desde hace más de ocho años abrió sus puertas el Centro Nacional de Tecnologías Ópticas (CNTO), que se vio como un complemento al área de la astronomía, por el hecho de que se producían lentes y tecnología en la parte óptica, tanto como respuesta para los telescopios como otro tipo de instrumentos ópticos.

Se han hecho lupas para las escuelas y trabajos también para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; luego comienza a abrirse a otro tipo de investigación, en el área de la mecatrónica y de la física de materiales.

“Ya no solamente se hacía astronomía, se comenzaba a hacer investigación en otras áreas muy relacionadas con los problemas directos de la población. En el CIDA se hace investigación en el OAN, donde hay un trabajo académico en astronomía y divulgación, es la segunda infraestructura más visitada del estado, turística, después del teleférico; hemos recibido hasta 10 mil visitantes por año y tenemos también el CNTO donde se hace investigación en áreas muy aplicadas, optoeletrónica y mecatrónica”, destaca Pedro Grima Gallardo.


 


Otras dependencias del CIDA no se han quedado atrás, es el caso del Departamento de Informática, donde hace un par de años diseñaron un software para el control de la distribución de gasolina, en un momento álgido en el suministro de esta. “Estructuralmente podríamos decir que se han abierto nuevas líneas de investigación y se ha llegado a una relación más directa con la comunidad”, añade.


 


Planes para el OAN


Entre los planes que tiene el CIDA para el OAN está, por supuesto, continuar con la labor académica, seguir observando y estudiando el universo, el seguimiento óptico de los satélites venezolanos de la mano de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE).


 


Mientras que en la parte de divulgación, continuar recibiendo visitas, abriendo al público, pero trabajando en la consolidación de una especie de parque temático donde las personas tengan la oportunidad de hacer un viaje virtual al espacio.


 


“Que sea muy lúdico, muy divertido, hacer un viaje a través de las técnicas, las tecnologías que existen ahora; por ejemplo, instalar unas sillas que se puedan mover, que den la impresión de un despegue desde Venezuela hacia el espacio; que las personas puedan hacer en 3D un paseo por Marte, por el Universo, que sea divertido hacer ese viaje astronómico, no solamente divertido sino emocionante, sobre todo para los niños que ahorita están tan acostumbrados a las máquinas, a la inteligencia artificial, a los lentes 3D”, destaca Grima Gallardo.


 


El futuro es esperanzador para el CIDA, donde siguen mirando hacia adelante con grandes expectativas, avanzando, observando el universo, pero con los pies firmes en la tierra. Su Presidente es muy optimista y se propone concretar lo que tiene en mente para reimpulsar la institución. (Prensa CIDA/CS).






Contenido Relacionado