Mérida, Julio Lunes 15, 2024, 04:35 pm

Inicio

Opinión



China – Estados Unidos, bilateralismo y minilateralismo por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,China – Estados Unidos, bilateralismo y minilateralismo por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado


El fenómeno de la globalización está íntimamente ligado al aumento de los niveles de conectividad, interdependencia entre partes, grupos y generalidades de personas, economías y sociedades. La globalización representó uno de las grandes transformaciones contemporáneas del orden mundial. Sin embargo, en el 2019 todos aquellos aspectos que definieron a la globalización dentro del sistema internacional de flujos, movimientos, permanencias y cambios en los agentes, agencias y sistemas vieron su merma, ya que, los Estados- Nación tenían una urgencia; salvar vidas nacionales.

Es así como en 2022, los recursos autonómicos de los Estados-Nación para enfrentar las nuevas oportunidades o amenazas del contexto creado de des globalización implica, un nuevos conjuntos, asociaciones o grupos de relaciones factibles en el marco de los recursos y preferencias. La imagen del mundo hoy en 2022 ha cambiado, no existe una aldea global, aunque sea paradójico y contradictorio porque los acontecimientos relacionados con la globalización son persistentes y parecen fomentar el estímulo hacia la cooperación y coordinación dentro de transformaciones y estabilidades globales.

Sin embargo, al tiempo en el sistema internacional la economía internacional y la sociedad doméstica o nacional pujan entre la contracción y la expansión de la interdependencia, porque la inestabilidad de los conflictos civilizatorios, los conflictos comerciales, los conflictos políticos personalistas, los conflictos bélicos, también como parte de las relaciones internacionales convierten a las características del sistema mundial en la perfecta excusa para contribuir hacia la legitimidad de gobiernos que solo se sientan y coordinan en áreas particulares que están desdibujando la institucionalidad y la coordinación internacional de las acciones nacionales con impacto internacional.   

Dentro de lo mencionado, China y Estados Unidos se presentan como ejemplo de la pérdida de la gobernanza internacional de muchos. Sus acuerdos están marcados por el bilateralismo discriminatorio de gran influencia en los países poderosos-fuertes y, menos poderosos-débiles, ya que, ambos Estados-Nación son de amplia influencia global. La práctica de sus políticas externas, no solo han establecido una nueva forma de coordinación global, sino que además ha surgido una tenue, desdibujada pero muy presente coordinación ad hoc de hacer, para este propósito y para esto. Los lazos bilaterales entre China y Estados Unidos a pesar de la marca por tensiones y distensiones con interdependencia positiva y negativa, circundan la acumulación de capital entre el deterioro y desconfianza del ascenso del otro, llevando a una dinámica de contención del otro para incrementar la entropía global y seguir el “de hacer”, “para este propósito” y “para esto”.

Además, las empresas transnacionales en ambos Estados-Nación conectan sectores específicos, pero también, conectan hechos políticos, económicos, militares y culturales. La carrera Estado-Nación-Transnacional no es hacia la estabilidad, en su lugar, se encuentra la difusión y compensación de la contención del otro, implicando que China y Estados Unidos contengan y reconozcan el margen de actuación del otro, con el único objetivo, no de armonización, sino la no interferencia del otro en los asuntos por áreas del par.

La oposición a los acuerdos entre China y Estados Unidos es indivisible de los principios por los que se realizan y la conducta que los niega. Existe una reciprocidad difusa pero evidente cuando ambos Estados-Naciones logran sus metas y objetivos por áreas de influencia. Con ello, la reciprocidad difusa dentro de la entropía global, resultan en una combinación nacional de preferencias y exigencias individuales, pero con impacto universal.

Entonces la prevención no ocurre para la restauración o permanencia de la paz, el bienestar y la justicia de impacto global, surge por la posible interferencia en las operaciones de mercado de cada Estado-Nación. Es así como el bilateralismo y minilateralismo dentro de la temática particularizada y especifica entre China y Estados Unidos permite la gobernanza escasamente institucionalizadas, pero con grandes redes alimentadas por camarillas de intereses comunes, selectivos que facilitan la cooperación en el minilateralismo y bilateralismo, reemplazando normativas globales frente a la solución del estancamiento de la negociación.

@zerpasad*





Contenido Relacionado