Mérida, Mayo Domingo 26, 2024, 11:59 am

Inicio

Opinión



Pedro Pablo Aguilar, apóstol de la democracia cristiana por Carlos Guillermo Cárdenas D.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Carlos Guillermo Cárdenas D., Opinión, ,Pedro Pablo Aguilar, apóstol de la democracia cristiana por Carlos Guillermo Cárdenas D.
Pedro Pablo Aguilar, apóstol de la democracia cristiana por Carlos Guillermo Cárdenas D.


Aunque solo tuve oportunidad de conversar con él un par de ocasiones, siempre llamó la atención su figura y su modo de expresarse. Parecía que establecía distancia con el interlocutor, pero al adentrarse en aquella personalidad densa y reflexiva, se percibía la sencillez y la humildad.

Cristiano practicante según han expresado sus mas íntimos allegados, al adherirse a los mandamientos del social cristianismo, lo hizo con entrega y sin ambages. De momento parecía que se estaba frente a un sacerdote o a un laico de camándula, esa apariencia se disipaba cuando se estaba frente al hombre de carne y hueso.

El ex senador Aguilar supo conjugar la condición de liderazgo de uno de los partidos mas importantes del país con la de predicador e impulsor del pensamiento social cristiano. Además de su ejemplar vida familiar su vida privada de intachable recta conducta fue ejemplo en un país donde el liderazgo político está tan menguado y disperso.

Cuando ocupó el cargo ejecutivo de mayor relevancia del partido Social Cristiano COPEI, permitió la promoción de los liderazgos regionales y locales. Su conducta estuvo alejada de ese germen tan nocivo que constituye el sectarismo y la arrogancia. Fue un conductor de diálogo y entendimiento.

Su lealtad a los principios y valores de la Democracia Cristiana fue indoblegable. Nunca permitió que la lisonja o la adulación empanaran la recta conducta ética y moral que le caracterizó en la gestión gerencial de político activo.

Pudo llegar a la máxima conducción nacional, pero prefirió apartarse para evitar fracturas o deslindes que dañaran el liderazgo social cristiano. Esa prudencia y liderazgo facilitó que un social cristiano alcanzase la presidencia de la república.

Era reconocido por su sencillez, bondad y solidaridad con los sectores de la vida nacional menos favorecidos. Cuando la salud económica del país sufría menguas, allí estuvo la solidaridad con los mas desamparados. Quiso valorar la conducta del empresario social cristiano con la mayor ecuanimidad, sin posiciones arrogantes o de desigualdad.

Ahora que ha tomado el camino de la larga morada hasta llegar al lugar que la providencia le tiene reservados a los justos y buenos, invocamos la figura del senador Aguilar como un ejemplo vivo para el liderazgo joven de los partidos que apenas comienzan a despuntar en el alba de un nuevo orden.

Paz a su alma. QEPD.





Contenido Relacionado