Mérida, Mayo Jueves 19, 2022, 05:19 am

Inicio

Salud



Cuidado con ronquidos que implican dejar de respirar

Diario Frontera, Frontera Digital,  RONQUIDOS, Salud, ,Cuidado con ronquidos que 
implican dejar de respirar
Ronquidos


** El paciente con este trastorno tiene un bloqueo en la porción de la vía respiratoria superior que evita que el aire llegue a los pulmones

Dormir es un momento sagrado, para todo ser vivo en el que la tranquilidad debe predominar, sin embargo, tener un buen sueño se hace un poco complicado debido a diversos factores, entre ellos los ronquidos y algunos problemas que se esconden tras él, un tema que no se acostumbra a evaluar para determinar sus causas y cómo prevenirlos.

La odontóloga Yolymar Sorate explica que, “el ronquido es un fenómeno sonoro que tiene lugar durante el sueño como consecuencia de la vibración en las estructuras naso-orales” y destacó que una de sus causas se debe a que el aire en la vía respiratoria superior no fluye correctamente.

Los ronquidos pueden deberse a problemas en los rasgos físicos de las personas, como el tabique desviado, cuello corto, hipertrofia en los cornetes y el sobrepeso.

El ronquido también puede generar problemas más peligrosos, por ello es necesario consultar tanto a un médico como a un odontólogo, que ayude a determinar si el ronquido oculta la presencia del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS).

El SAOS es probablemente el trastorno más frecuente durante el sueño, muchos tienden a confundirlo con roncar y en parte se debe a que uno de sus síntomas es este, la especialista explica que estas crisis o pausas en la respiración pueden durar de pocos a varios minutos y que “a menudo ocurren entre 30 veces o más por hora, por lo general la respiración vuelve a la normalidad después de un ronquido fuerte o con un sonido que la persona emite como cuando se atraganta”.

 “Los pacientes con SAOS tienen un bloqueo de la vía respiratoria superior que puede deberse a diferentes trastornos anatómicos o patológicos” Explica la odontóloga, por lo que describió algunas acciones que realizan los pacientes cuando duermen, como que “la lengua se desplaza hacia atrás y contacta con las paredes lateral y posterior de la faringe, en otros casos la lengua puede no contactar con las paredes de la faringe, pero cuando el paciente intenta inspirar, la presión negativa creada succiona la lengua y las paredes de la faringe.

Los pacientes con este trastorno suelen mostrar un ronquido intenso, crónico y alto, además pueden presentarse síntomas tanto diurnos como nocturnos que pueden ayudar a identificarlo y diferenciarlo de los ronquidos comunes, para esto Sorate clasificó algunos de ellos:

 

Signos y Síntomas de sospecha (nocturnos):

Ronquidos Apneas observadas (ocasiones sin respirar)

Episodios asfícticos (sonidos de asfixia)

Movimientos anormales (intentos del cuerpo por salir de la apnea)

Diaforesis (sudoración excesiva) Nicturia (adultos) / enuresis (niños) (aumento de la frecuencia nocturna de orina)

Pesadillas y sueño agitado

Reflujo gastroesofágico

 

Síntomas de sospecha (diurnos):

Excesiva somnolencia diurna

Sensación de sueño no reparador

Cansancio crónico

Cefalea matutina

Irritabilidad

Apatía y depresión

Dificultades de concentración y pérdida de memoria

Disminución de la libido

 

Sorarte aclara que “es posible corregir el ronquido y el SAOS simplemente sugiriendo modificar ciertas áreas de conducta como la posición para dormir, o la presencia de hábitos como el consumo de alcohol, el consumo de sedante y del tabaco, así como el peso del paciente” y que el uso de fámacos no ha demostrado realmente eficacia por lo que la odontología no lo recomienda como una posible solución.

El tratamiento odontológico consiste en la terapia con dispositivos bucales de avance mandibular (DAM) y funcionan tanto para los ronquidos como para la apnea, en el que es necesaria la creación de un dispositivo hecho a la medida para utilizar durante el sueño, este ayuda a que no haya obstrucción en las vías respiratorias; también existen alternativas que alivian, más no los eliminan, como infusiones de menta o eucalipto que abren las vías respiratorias y suavizan la garganta. EUD





Contenido Relacionado