Mérida, Agosto Viernes 12, 2022, 07:24 pm

Inicio

Entretenimiento



EL APARTADO – SEGUNDA CORRIDA DE LA FERIA DEL SOL

Benítez - Bolívar, Rafael Augusto - Francisco Javier Rodríguez, doble mano a mano con interés

Diario Frontera, Frontera Digital,  SEGUNDA CORRIDA, CARNAVAL TAURINO DE AMÉRICA, 27 DE FEBRERO, Entretenimiento, ,Benítez - Bolívar, Rafael Augusto - Francisco
Javier Rodríguez, doble mano a mano con interés
Luis Bolívar, después de César Rincón (palabras mayores) el torero más importante que ha tenido Colombia en los últimos tiempos. Foto: EFE


RUBÉN DARÍO VILLAFRAZ
@rubenvillafraz


MÉRIDA (Especial).- La tarde de este domingo, es el cartel de más variedad que
podemos encontrar en el abono emeritense. Doble mano a mano, a pie y a caballo, el que
corresponde a los nombres de los diestros Leonardo Benítez (en su segunda
comparecencia, la que en un principio tenía destinada) y Luis Bolívar, la gran figura
actualmente el toreo en Colombia, quienes compartirán cartel con los rejoneadores Rafa y
Francisco Javier Rodríguez, primos hermanos, con alternativa en esta plaza merideña, y
que sin duda alguna han seguido la estela de don Javier, José Luis y Luis Augusto.
Tras la actuación de ayer de Benítez, ha quedado demostrado que el veterano coleta
caraqueño aún tiene cosas que decir en el toreo. La inteligente lidia que ofreció al
segundo de su lote, precisando distancias, terrenos, sitio, altura de la muleta, y en
especial el estar en ese sitio tan complicado que es donde exige eso que los taurinos
llamamos valor, ha dejado huella y una lección a muchos quienes objetaron las
cualidades de un torero de una raza y amor propio como pocos ha parido esta tierra. La
oreja que cortaría, calla muchas bocas que estaban dudosas sobre el nivel y condiciones
de un torero que tiene un orgullo profesional digno de reconocer. El que tuvo retuvo, dicen
por allí.
Por su parte vuelve después de más de 13 años de haber actuado en este ruedo el
espada caleño (de hondas raíces panameñas) Luis Bolívar, un torero que no ha sido del
todo valorado en América, que con el paso del tiempo ha ganado en poso y una técnica
envidiable. Lo demostró varios años en España lidiando ganaderías que le curtieron con
una gran solvencia para verse delante de los pitones, tal y como quedó demostrado en la
pasada Feria de Cali, ante el histórico encierro de Victorino Martin, un recital donde no
quedó ensombrecido por otro veterano en estas lides como es Emilio de Justo. Esa tarde,
el cual vinos por la televisión, catamos un gran torero, del que hay que aprovechar
elementos muy importantes y ocultos del toreo, como lo son los terrenos, los toques, el
hilo conductor de la lidia y en fin, todo lo que engloba lucir fresco delante del toro,
palabras mayores por demás.
Los rejoneadores del cartel ofrecen otra opción para ese público que gusta del toreo a la
jineta. Dos intérpretes con sus años en el ejercicio de funciones, en especial Rafael
Augusto quien es el que más actuaciones lleva en este ruedo desde que se presentó por
allá en el 2002, casi veinte años de profesional, sin quitar un ápice la gran escuela de
Francisco Javier, el más campero de todos los rejoneadores que ha parido la dinastía
Rodríguez Jáuregui, vástago del gran Javier, su padre, al que se le debe la incursión del
rejoneo por ruedos de Venezuela a finales de la década de los ’70. Méritos sobrados cada
uno de ellos, en momentos donde estamos volviendo después de un parón de dos años.

Y por supuesto el toro, el elemento más importante, lo serán los pupilos de los herederos
de don Juan Campolargo, vacada que pasta en las sabanas de San Felipe, y que se ha
convertido en los últimos años en base de muchos éxitos, como lo atestigua el hecho en
la pasada feria de San Sebastián haberse llevado todos los trofeos del serial, como
ganadería y mejor toro del ciclo sancristobalense. Viene en racha esta ganadería, y su
nivel de nobleza y entrega a los engaños es un mérito de selección tras poco más de tres
décadas de trabajo y afición. Además el encierro está muy parejo de hechuras que eso
vale la pena decir y es un hándicap que los taurinos y profesionales tomamos muy en
cuenta.
Todos los elementos están servidos para que de nuevo este Domingo de Carnaval
disfrutemos de una tarde de toros…


POSTADA PARA LOS ÍNTIMOS.- A pesar de las circunstancias que aquejan a una
ciudad tan singular como Mérida, esta no pierde su encanto. Bajar caminando desde la
Cruz Verde, pasando por la Plaza Milla, hasta llegar al Viaducto es una gozada. El clima,
la neblina, las calles te retrotraen a esa época feliz donde fue esa ciudad culta,
cosmopolita, estudiantil, que nunca debió perderse. Hoy en día han cambiado las cosas,
otro tipo de modo de vida ha exigido la situación social y económica. Pero siempre será
mi Mérida, la que acuño el recordado Abelardo Raidi fue la “Ciudad que Dios encargó a
Walt Disney”.





Contenido Relacionado